Vermicompostero

Sé el primero en opinar sobre este producto

Nuevo

Convierte tus restos orgánicos en el mejor abono para tus plantas.

 

(ESTE PRODUCTO LLEVA GASTOS DE ENVÍO)

Más detalles

91,74 €

Al comprar este producto puede obtener hasta 4 puntos de fidelidad. Su carrito totalizará 4 puntos que se puede(n) transformar en un vale de descuento de 4,00 €.

CONVIERTE TUS RESTOS ORGÁNICOS EN EL MEJOR ABONO PARA TUS PLANTAS.
A partir de ahora, puedes convertir los restos orgánicos de tu casa o cultivo en abono orgánico de alta calidad de una manera fácil, rápida, rentable y respetuosa con el medio ambiente. El uso de lombrices para compostar restos de comida es un método muy conocido y utilizado en todo el mundo, funciona y es muy simple. Las lombrices se sitúan en el vermicompostero, se añaden restos orgánicos generados en la casa (pieles de fruta, mondas, sobras de comida, cáscaras de huevo, posos de café, hojas, restos de poda, etc) y las lombrices lo ingieren y digieren. El producto final después de la digestión es el mejor compost disponible para las plantas. Este vermicompostero está diseñado para que quede todo recogido y limpio, sin olores y con un sistema que evita que las lombrices escapen. Además del humus de lombriz sólido, este sistema permite obtener humus de lombriz líquido conocido como Black Gold (oro negro) entre los jardineros. El vermicompostero solo necesita unos 15 minutos semanales de atención y se debe situar en una zona del jardín o terraza que esté cubierta (mucha gente tiene el vermicompostero en la cocina o la galería). Además, las lombrices son fáciles de conseguir; las puede pedir a su
tienda habitual para que se las enviemos o puede adquirirlas localmente en alguna tienda de suministros de pesca. El funcionamiento es sencillo: hay tres bandejas. Se sitúan las lombrices en la bandeja inferior junto con algunas sobras de comida que las lombrices comen. A medida que van comiendo, la bandeja  se llena. Cuando esta primera bandeja está casi llena, se depositan restos en la bandeja inmediatamente superior y las lombrices empiezan a subir solas para comer los restos orgánicos "nuevos". A los pocos días, todas las lombrices habrán pasado a la bandeja superior para alimentarse y ya se puede usar el humus de la bandeja llena en la que empezó el ciclo. Solo hay que mantener esta rotación de bandejas constantemente para obtener humus de lombriz de forma
continua. En la parte inferior del vermicompostero hay un pequeño depósito donde se almacena el humus líquido. El grifo del sistema permite dosificar el humus en la regadera para abonar el jardín.

No hay opiniones de clientes por ahora.
Sólo los usuarios registrados pueden enviar opiniones.